Garmin Vivofit, análisis: un comienzo prometedor, pero insuficiente

trnvwkh9q79vg8icfolfLa palabra smartphone ya está entre nosotros desde hace años y ahora las firmas tecnológicas quieren convencernos de otro anglicismo: wearable. Tecnología para llevar puesta. Hay de todo. Relojes, pulseras, híbridos, gafas… Garmin no ha querido quedarse atrás y ha presentado una pulsera para medir tu actividad. Se llama Vivofit y en Gizmodo en Español la hemos estado probando durante las últimas semanas.

¿Qué es?

No hay sorpresas: la Vivofit mide tu actividad diaria, pasos, calorías, horas de sueño… Te suena, ¿no? Exacto, es el mismo concepto que ya hemos visto antes con la Nike Fuelband, la Fitbit Flexo la Jawbone up y lo que hacen numerosos medidores presentados durante los últimos meses. Sony, LG, Samsung, Huawei… todos quieren estar. Y Garmin, que lleva años haciendo algunos de los mejores relojes GPS para deportistas, no quería ser menos.

Diseño

Garmin Vivofit, análisis: un comienzo prometedor, pero insuficienteSEXPANDIR

Como casi todos los medidores de este tipo, se compone de dos partes: una pulsera y un pequeño “corazón” electrónico que se encaja en la primera. Esta es de plástico rígido en la parte superior y de silicona en el resto. La pantalla es LCD reflectiva pero no es táctil. Hay un botón en el lateral derecho para controlar los menús y apagar el aparato (si lo dejas pulsado más de 5 segundos).

No lo parece al principio, pero la Vivofit es bastante cómoda. No es la pulsera más fina a la venta, la Sony Smartband, por ejemplo, es mucho más estilizada y elegante, pero no tiene pantalla. Es también más tosca que la Fitbit Force, pero no tanto como para dejar de llevarla. Al principio notarás una especie de bulto extraño e incómodo pegado a tu muñeca, pero al cabo de un par de días te olvidarás.

La pulsera es sumergible hasta 50 metros así que no hay problema para ducharte con ella todos los días. La pantalla está perfectamente sellada. En la semana entera que la hemos probado, no se empañó en su interior al sumergirla todos los días, algo que sí notamos ligeramente en la Fitbit Flex.

Usándola

Garmin Vivofit, análisis: un comienzo prometedor, pero insuficienteSEXPANDIR

La Vivofit es probablemente uno de los medidores más sencillos que hemos probado. Tan sencillo (sobre todo en funciones) que al final la simplicidad juega en su contra.

Para activarla tendrás que descargarte el programa Garmin Connect en el ordenador. La pulsera viene con un pequeño USB compatible con el estándar ANT+ que, conectado al PC/Mac, sirve para sincronizarla y seguir toda tu actividad.

También puedes hacerlo desde el móvil. La sincronización con el teléfono (descargándote la appConnect), va a través de Bluetooth 4.0. Para iOS solo funcionará con el iPhone 4S o posterior y para Android generalmente con los modelos con Android 4.3 o superior. Es decir, muy pocos, los más nuevos, lo cual es un inconveniente.

Una vez configurada, comienza la acción. Con el botón puedes cambiar del reloj al modo “pulsómetro/heart“, sincronización, modo sueño, o visualizar los pasos, calorías y objetivo del día. El objetivo de pasos lo tendrás que cambiar desde el móvil o el ordenador, o dejarlo en automático para que el propio invento te ponga un objetivo cada día un poco mayor.

La pantalla se ve a la perfección a plena luz del día, incluso con luz solar directa. Cuenta además con una pequeña barra roja que aparece si has estado como un saco sin moverte durante una hora. Por cada 15 minutos extra de inactividad se añade una porción más de barra roja. Pero no ocurre nada más. Ni vibra, ni te avisa de otra manera. Al final ocurre lo que ocurre: no sirve de mucho, acabas ignorando esa traicionera barra roja.

Lo mejor es la batería: no lo tienes que cargar. Funciona con una pequeña pila de botón que, según Garmin, dura un año entero. No, no lo hemos podido comprobar, pero desde luego es una gran comodidad olvidarte por completo de este asunto. Solo tienes que reemplazar la pila una vez al año y solucionado.

Garmin Vivofit, análisis: un comienzo prometedor, pero insuficienteSEXPANDIR

Una de las primeras sorpresas que te llevas es que la función de pulsómetro no sirve para nada si no te compras un medidor adicional de pulsaciones, de esos que te ajustas con una cinta al pecho. Cuesta 30 euros adicionales (sobre los 119 euros que vale la pulsera – 130 o 170 dólares) y está pensado para hacer deporte, lo cual es algo contradictorio. La Vivofit no es un medidor pensado para deportistas, más bien gente corriente como tú y como yo que buscamos mover el trasero un poco más. No incluir un medidor integrado en la pulsera es un fallo.

Tampoco cuenta con GPS (nada de medir sobre un mapa tus rutas), altímetro (nada de añadir a tu actividad los escalones que subes o bajas) ni distingue entre actividades (ir en bici, nadar, correr…). Algo que hacen aplicaciones como Moves deberían hacerlo equipos como este especialmente diseñados para medir tu actividad.

Garmin Vivofit, análisis: un comienzo prometedor, pero insuficienteSEXPANDIR

Hablando de precisión, es otro de los inconvenientes de la Vivofit. Levantarte por la mañana y tener ya 600 pasos, cuando al acostarte (pasadas las 00:00 horas) no pasaban de 200 es, cuando menos, sospechoso. Es complicado conocer exactamente la precisión de la pulsera pero parece medir bastantes más pasos de lo que debería.

Para seguir toda tu actividad, lo puedes hacer desde el ordenador o desde el móvil. En el ordenador tienes un panel principal (debajo) en el que puedes ir accediendo a todos los datos. No es especialmente intuitivo, más bien confuso. La información está bastante desperdigada aunque el mayor problema es que realmente no hay forma de saber qué hacer con ella.

Garmin Vivofit, análisis: un comienzo prometedor, pero insuficienteSEXPANDIR

En realidad, es un problema de los medidores de actividad en general: perfecto medir tus pasos, tus calorías, horas de sueño… genial ver los gráficos a todo color en la pantalla. Pero, ¿qué puedo hacer ahora con esa información? ¿Alguna recomendación sobre qué tipo de ejercicio puedo practicar para mejorar mi estado de forma, sobre qué dieta debería seguir? ¿Debería correr más rápido o más deprisa? ¿Qué podría hacer para dormir mejor? ¿Debería consultar con un médico sobre mi estado de forma, con un entrenador personal, con algún amigo que ya utiliza el medido y ha aceptado a compartir sus datos? Las posibilidades son infinitas.

Garmin Vivofit, análisis: un comienzo prometedor, pero insuficienteSEXPANDIR

Ahora mismo, los medidores no ofrecen más que “porno de datos“. Hasta que alguien no se invente una forma de hacer algo con esos datos, de recomendarnos algo útil de verdad, de transformarlos en inteligencia, seguirán siendo algo bonito pero prescindible para la mayoría.

Nos gusta

  • La pantalla: no es tremendamente sexy, pero sí funcional. Siempre está encendida, te da la hora y se ve a la perfección a plena luz del día.
  • ¡Sin recargas! Nada de perder tiempo recargando la pulsera. A la vieja usanza, con una pila que reemplazas cada año, listo.

No nos gusta

  • No tiene GPS ni altímetro y te tienes que comprar un pulsómetro aparte si quieres conocer tu ritmo cardíaco.
  • Escasa compatibilidad con móviles Android, solo con aquellos con Bluetooth 4.0.
  • Software (app en el móvil y en el ordenador): es poco intuitivo y solo ofrece datos, no los interpreta para hacernos recomendaciones.

¿Merece la pena comprarlo?

Garmin Vivofit, análisis: un comienzo prometedor, pero insuficienteSEXPANDIR

Probablemente no. Si estás buscando comparte tu primer medidor, el Vivofit no es el más completo ni el más barato (119 euros o 149 con el pulsómetro). No está mal, pero mira otras opciones como la Fitbit Flex o la Nike Fuelband, o todos los medidores que acaban de salir a la venta o están a punto de hacerlo. Vivofit tiene cosas buenas, como no tener que recargarlo, pero no destaca lo suficiente como para barrer a sus rivales. Merece la pena probarlo, pero también comparar con la competencia.

Si eres de los que corre y practica deporte a menudo, no lo dudes, le sacarás mucho más partido a un reloj GPS, terreno en el que Garmin, por cierto, cuenta con equipos realmente buenos como el Forerunner 220.

Comenta en @wr_mayor dinos que te parece la info que compartimos
VISITANOS EN NUESTRO SITIO WEB http://www.wrmayor.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s