Samsung Galaxy S5 y la nueva tendencia de modelos que actualizan dentro del mismo año

650_1000_galaxys5-koreaEl concepto de buque insignia en el mundo de la telefonía se utilizar para definir al terminal líder para una compañía. Su posición al frente suele ser un plazo de tiempo de un año. Sirve para comandar la imagen de cada empresa, traer lo más novedoso al mercado y también como referencia para escalar terminales parecidos físicamente pero con especificaciones más modestas, precio ajustado, etc.

Muchos compañías han respetado hasta muy poco esta manera de lanzar sus terminales. Un tope de gama al año con renovaciones casi milimétricas sobre el calendario. Un caso que ejemplifica muy bien esto es la actualización anual del Samsung Galaxy Note en IFA. Sin embargo, este año parece que será cuando por fin se rompa esta forma de trabajar y tengamos un nuevo smartphone de referencia cada menos tiempo. No es algo nuevo, pero es ahora cuando está empezando a ser tendencia.

HTC y Sony, los primeros en renovar buque insignia dos veces al año

Año 2011. Sony Ericsson presenta el Sony Xperia Arc. Un terminal bastante original debido a la curva trasera que hacía que el terminal tuviera un acabado más esbelto. Sus especificaciones, para la época, eran bastante potentes y bien se podría considerar un terminal de referencia para la por aquel entonces joint venture euroasiática. Sin embargo a los meses decidieron hace una ligera renovación: Sony Xperia Arc S.

La principal diferencia la encontrábamos en el procesador, algo más potente que el del Arc original. El cabreo tuvo que ser pequeño para quienes en su día apostaron por este terminal y ver cómo seis meses no sólo estaba desfasado por la competencia sino por la propia compañía que decidió hacer una renovación bastante rápida.

Enero de 2012. Tras la disolución del matrimonio Sony Ericsson, y la fagotización por parte de los japoneses de la parte europea, aparece Sony Mobile con el Sony Xperia S. Un nuevo móvil que tampoco tuvo que hacer felices a quienes sólo tres meses más tarde decidieron apostar con el Sony Xperia Arc S. Es cierto que se trataba de una diferencia más importante pero de nuevo veíamos cómo se producía un cambio de guardia al frente de una compañía.

Un mes más tarde, en el Mobile World Congress, HTC presenta el One X. Un terminal que buscaba romper con un año malo apostando por un terminal tope de gama muy interesante. Sin embargo, antes de que acabara el año nos encontramos con una renovación del mismo dispositivo con un Plus como coletilla: más procesador, un ligero rediseño y conectividad 4G.

Por supuesto Sony repitió estrategia en 2012 y en IFA anunciaron la renovación del Sony Xperia S: su nombre era Xperia T y además del rediseño introdujo un puñado de novedades bastante modesto. Tras dos años con esa estrategia, los japoneses se convirtieron en una referencia a la hora de actualizar su buque insignia cada poco tiempo.

En 2013 ya lo vimos con el Sony Xperia Z y el Z1. El segundo terminal fue presentado en IFA y aunque resolvía algunas carencias del Z original no terminó de ser la renovación que estábamos esperando.A todo esto hay que sumarle algo que como hemos reiterado ya no gusta a los usuarios: ¿qué garantías tengo de tener un dispositivo actual si la propia empresa lo renueva a los pocos meses?

2014 y la moda de los “Prime”

Pasa el tiempo y parecía que otras grandes empresas no entran en el juego de renovar su terminal estrella a los pocos meses. Sin embargo empezamos a ver cómo empresas que hasta ahora se habían mantenido fieles empiezan a caer en ese juego: Samsung con el Galaxy S4 y su renovación de chip para jubilar el Snapdragon 600 y montar un 800. El modelo Black Edition que además de mejores especificaciones tomaba la carcasa de falso cuero del Note 3…

Todo esto, claro, sin contar con los múltiples transtornos de personalidad que tiene siempre el Samsung Galaxy S anual con sus múltiples transformaciones para satisfacer los deseos de las diferentes operadoras. Llega el 2014 y lo que parecía un movimiento en solitario por parte de Sony se empieza a convertir en una tendencia.

galaxy-aluminio.jpg

A principios de año todos esperábamos que Samsung, Sony o HTC fueran los primeros en traernos las pantallas con resolución QHD. No fue en febrero ni en marzo, tuvimos que esperar hasta mayo para que fuera LG con su G3 quien diera el pistoletazo a este tipo de paneles. Competir por quién la tiene más larga, quería decir por las especificaciones más potentes, hace que esto se convierta en una pelea de gallos entre ellos.

Hoy mismo Samsung ha presentado una renovación de su Galaxy S5 con el procesador más potente de Qualcomm para este año (805) y la pantalla con resolución QHD. De momento sólo estará disponible en Corea del Sur y parece más un golpe de efecto para contrarrestar las aparentemente excelentes ventas del LG G3. Digo aparentemente porque creo que las cifras hay que cogerlas con un poco de cuidado.

Además de esta renovación, cada vez hay más rumores y filtraciones que apuntan a que Samsung está preparando otro diseño con aluminio para satisfacer a todos aquellos que se quejan por el diseño de los smartphones de los coreanos.

HTC también suena a que preparará un M8 Prime con especificaciones vitaminadas, y esperemos que con una cámara renovada, pero de momento sólo se trata de rumores. Raro sería que Sony no presente en IFA un sucesor del Sony Xperia Z2 y la única que parece que no hará ninguna renovación es LG que ha dado el do de pecho con su nuevo buque insignia, aunque no hayan sido los primeros en llegar.

Componentes y ser el primero: claves para entender la tendencia

Como hemos visto a lo largo del artículo, la renovación de terminales es a día de hoy una completa locura. Móviles que aparecen cada poco tiempo y actualizaciones que muchas veces no son lo suficientemente sustanciales para justificar el cambio. ¿Qué es lo que motiva este tipo de movimientos frenéticos? Hay dos pilares que debemos tener en cuenta.

Si nos fijamos en las renovaciones entre terminales que han durado pocos meses, vemos que las principales novedades están en los componentes: pantalla, procesador, cámara, batería… Muchas veces esos elementos no están fabricados por la propia compañía sino que dependen de la producción de otros: Qualcomm, Japan Display…

Sony Xperia S Sony Xperia T HTC One X HTC One X+
Procesador MSM8260 Snapdragon Dual Core 1,5 GHz MSM8260A Snapdragon Dual Core 1,5 GHz Tegra 3 Quad Core 1,5 GHz Tegra 3 Quad Core 1,7 GHz
GPU Adreno 220 Adreno 225 ULP Geforce ULP Geforce 2
RAM 1 GB 1 GB 1 GB 1 GB
Batería 1.750 mAh 1.850 mAh 1.800 mAh 2.100 mAh
Versión OS Android 4.3 Android 4.1.2 Android 4.1 Android 4.1

Nota: en los terminales antiguos se ha cogido como referencia de sistema operativo la última actualización que han recibido oficialmente.

Esto hace que se establezca una relación de dependencia que a veces puede resultar agobiante. Seguro que a Samsung, Sony y HTC les habría encantado montar el Qualcomm Snapdragon 805en vez del 801 pero han tenido que esperar a que el fabricante de chips los tuviera disponibles. Lo mismo con las pantallas: aunque algunos las fabrican por su cuenta, adaptar la cadena de producción para crearlas en masa lleva su tiempo.

A todo esto hay que sumarle la importancia de ser los primeros en llegar. ¿Qué compensa más?¿Aterrizar en el mercado antes que nadie o esperar un poco para blindar más las especificaciones técnicas? Pesa más la rapidez en un contexto donde la rapidez es un factor con mucho peso. La solución para tener lo mejor: una renovación más tarde pero con la certeza de decir que han llegado lo antes posible.

Por último hay que tener en cuenta otra variable que este año puede estar causando nerviosismoa otros fabricantes: la renovación del iPhone. Este año se espera que Apple haga un cambio importante al estilo de lo que supuesto el iPhone 4 con su pantalla Retina. Es cierto que son sólo rumores pero ningún fabricante quiere ir al rebufo de nadie y puede que este factor esté produciendo que este año estemos viendo tantas renovaciones y modelos Prime.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s