Swash plancha y perfuma una de tus prendas en 10 minutos

Swash es uno de esos inventos para el hogar que empiezan a llegar y muchos los recibimos con los brazos abiertos. Una opción actualmente cara, como toda nueva tecnología, que confiamos se abarate en el medio plazo.

swash-machine

Whirlpool está detrás de Swash, que puede definirse como una máquina para el cuidado de tu ropa. Está más cerca de ser una plancha automatizada que una lavadora (no limpia las manchas, pero sí reduce considerablemente las arrugas), todo en una especie de armario en el que insertaremos la prenda estirada para que Swash la ponga a punto en unos 10 minutos.

Swash

El funcionamiento de esta máquina se basa en unas pequeñas pastillas que contienen ciertos componentes químicos (humidificadores, algo de agua y neutralizador del pH) que son los que se esparcen sobre la prenda. Swash utiliza esta pastilla y posteriormente eleva la temperatura hasta unos 90 grados centígrados, realizando una doble función: además de reducir las posibles arrugas también elimina los malos olores que la propia prenda pueda tener. Algo me dice que en los tiempos en los que se podía fumar dentro de los bares y restaurantes, una máquina como Swash hubiese tenido muy buena aceptación.

Swash

 

Swash es uno de esos inventos para el hogar que empiezan a llegar y muchos los recibimos con los brazos abiertos. Una opción actualmente cara, como toda nueva tecnología, que confiamos se abarate en el medio plazo.

Whirlpool está detrás de Swash, que puede definirse como una máquina para el cuidado de tu ropa. Está más cerca de ser una plancha automatizada que una lavadora (no limpia las manchas, pero sí reduce considerablemente las arrugas), todo en una especie de armario en el que insertaremos la prenda estirada para que Swash la ponga a punto en unos 10 minutos.

Swash

El funcionamiento de esta máquina se basa en unas pequeñas pastillas que contienen ciertos componentes químicos (humidificadores, algo de agua y neutralizador del pH) que son los que se esparcen sobre la prenda. Swash utiliza esta pastilla y posteriormente eleva la temperatura hasta unos 90 grados centígrados, realizando una doble función: además de reducir las posibles arrugas también elimina los malos olores que la propia prenda pueda tener. Algo me dice que en los tiempos en los que se podía fumar dentro de los bares y restaurantes, una máquina como Swash hubiese tenido muy buena aceptación.

Como siempre, el lado negativo de este tipo de tecnologías novedosas es que es un producto con un precio algo elevado. En los próximos meses Whirlpool pondrá a la venta Swash por unos 499 dólares, un golpe a nuestra cartera que, todo sea dicho, puede ser visto con buenos ojos por los usuarios que vayan a darle un uso diario y continuado. A mayores habrá que comprar los recambios de las pastillas, que saldrán por 7 dólares el juego de 12 unidades, siendo distribuidas por P&G (Procter & Gamble) que también ha colaborado en el desarrollo del invento.

Via: xataka

Comenta en @wr_mayor dinos que te parece la info que compartimos
VISITANOS EN NUESTRO SITIO WEB http://www.wrmayor.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s